lunes, 24 de marzo de 2014

DAVID SEYMOUR (CHIM). La guerra civil española I

DAVID SEYMOUR (CHIM)

http://www.magnumphotos.com/C.aspx?VP3=CMS3&VF=MAGO31_10_VForm&ERID=24KL53Z58C

pinterest.com/sgngora/david-seymour/

La Guerra Civil Española
Miguel Hernández, poeta y miliciano, recitando sus poesías a sus camaradas en el frente
El escritor católico José Bergamín, presidente de la Alianza de Intelectuales Antifascistas.
El poeta Rafael Alberti, secretario de la AIA
Paris. Pablo Picasso junto al "Guernica", símbolo de la defensa de la República
El Jefe del Gobierno de la República Francisco Largo Caballero y el ministro de Asuntos Exteriores Julio Álvarez del Vayo


Julio Álvarez del Vayo (a la derecha), ministro de Asuntos Exteriores
Julio Álvarez del Vayo
El Gral. del Ejército Republicano José Miaja, héroe de la resistencia de Madrid,
Dolores Ibárruri, "La Pasionaria"

Mujer amamantando a su bebé mientras mira a un orador en un acto público en Extremadura
en defensa de la República


Niño de Extremadura con atuendo de los milicianos anarquistas de los Hermanos Proletarios


Miliciano de Extremadura



Barcelona, 1936
Sala de maternidad en Barcelona, 1936
Barcelona, 1936

Parque de diversiones en Barcelona, 1936





Barcelona, 1936

Escombros amontonados en una calle de Barcelona para impedir el paso de tanques y camiones

Simulacro de ataque aéreo con bombas de gas venenoso en Barcelona, 1936
 

Para protegerla de los bombardeos fascistas, se dio refugio a la población en el estadio de Montjuich, donde se les brindó alojamiento y alimentación.
Familia campesina refugiada en el estadio de Montjuich



Cartel de la Central Nacional de Trabajadores

 El idioma catalán, al igual que el euskera, estuvo prohibido por el Estado, hasta la instauración de la República. Esta reivindicación cultural, más el derecho a la autonomía, fueron factores decisivos para definir a la gran mayoría del pueblo, incluida la Iglesia Católica, a favor de la República en Catalunia y el País Vasco.

Barcelona, 1936. Casamiento civil en idioma catalán. (Fueron anulados tras el triunfo de Franco)

Barcelona, 1936. Pizarrón en la calle informando sobre cursos de alfabetización brindados por El Ateneo, y con noticias de la Cruz Roja.


Escuela pública en Barcelona, en idioma catalán
Acto público en defensa de la República


             Extremadura. Campesinos saludando con el puño en alto a los milicianos que parten hacia la          defensa de Madrid
 Barcelona, 1936. Durante algún tiempo, las celebraciones religiosas fueron realizadas en lugares privados. La silla vacía está reservada al Pte. Aguirre.


 

 



Durante los primeros tiempos de la República, se desataron desbordes anticlericales que incluyeron incendios, destrucción y saqueos de templos. Para proteger la tradición y el patrimonio cultural, el gobierno republicano creó una milicia especial destinada a impedir estos desbordes.
 




Miliciano con los restos de un templo saqueado

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar