martes, 25 de marzo de 2014

DAVID SEYMOUR (CHIM). La guerra civil española III

DAVID SEYMOUR (CHIM)

http://www.magnumphotos.com/C.aspx?VP3=CMS3&VF=MAGO31_10_VForm&ERID=24KL53Z58C

pinterest.com/sgngora/david-seymour/

La Guerra Civil Española





El País Vasco

Golfo de Biscaya. Puerto de Bermeo. Enero-febrero de 1937
La población vasca no se imaginaba el inminente ataque fascista
 

Ejército Republicano vasco


Desfile del Ejército Republicano. 1937


Gudaris (milicianos vascos)

La rebelión franquista contó con el apoyo de la Iglesia Católica. Pero en el País Vasco, no fue así. La Iglesia apoyó a los combatientes republicanos, y éstos frecuentemente conservaron sus creencias religiosas. Los unía la defensa de las libertades vascas, obtenidas con el reconocimiento de la autonomía por parte del gobierno de la República Española.


Sacerdotes y gudaris 
en el convento de Amorbieta

Un sacerdote leyendo la prensa republicana vasca





Los combatientes vascos eran los únicos en el bando republicano que recibían la misa antes del combate.






 La industria vasca y la guerra
La tradicional industria del País Vasco constituyó  un importante sostén de la República, colaborando en la fabricación de armas, cañones y municiones, y de repuestos para los aviones.
 
 












 Como luego sucedería en otros países durante la Segunda Guerra Mundial, los obreros industriales incorporados a la guerra como soldados y milicianos, fueron reemplazados por mujeres en los unidades de producción.







Fabricación de bombas y proyectiles de alto calibre
 



 




 
 














 


















No hay comentarios:

Publicar un comentario