jueves, 1 de marzo de 2012

Los precursores. TIMOTHY O´SULLIVAN III

III. LA GUERRA CIVIL (1861=1865)


Afroamericanos fugitivos vadeando el río rumbo a la libertad. 1862
"Contrabando": soldados afroamericanos fugitivos incorporados 
a las tropas federales (del Norte) 


Mathew Brady, El soldado herido, 1863

Púlpito tras la toma del Fte. Fisher, 1865


Cientos de imágenes captadas por el fotógrafo estadounidense Timothy O’Sullivan (1840 – 1882) se perdieron en la Brady´s Gallery ocultas bajo la firma del dueño del estudio, el fotógrafo Mathew Brady, quien siempre se llevó el crédito por el trabajo de su equipo.
La mayoría de estas imágenes pertenecían a su trabajo en los campos de batalla de la Guerra Civil estadounidense. Sin embargo, algunas firmadas por puño y letra de O’Sullivan han servido para reconocer su trascendencia como uno de los pioneros en la fotografía bélica.
Porque Timothy, a pesar de haber recorrido los extensos territorios de Arizona, de haber salido a explorar el Paralelo 42 y luego pisar lo que sería el futuro Canal de Panamá, es ampliamente reconocido por haber realizado uno de los primeros reportajes gráficos de la Guerra de Secesión pisando los límites del realismo fotográfico, bajo el cual estaba permitido mostrar hechos crudos y brutales.
La fotografía no debía limitarse a captar lo que estaba a la vista, la fotografía estaba allí para transmitir “moralejas útiles y casi todo estaba permitido.
“El hogar de un tirador rebelde y “El último sueño de un francotirador: Un mismo cuerpo para dos realidades distintas
“El hogar de un tirador rebelde es, junto a “El Cañón Shelley, uno de los trabajos más reconocidos de Timothy O’Sullivan, y marca el principio de lo que se conoce como el amarillismo fotográfico (tendencia al sensacionalismo o a la búsqueda de fuertes impresiones).
A mediados de 1863, O’Sullivan trabajaba como asistente de Alexander Gardner para el estudio fotográfico itinerante de Mathew Brady, en el campo de batalla de Gettysburg (EEUU).
El cadáver de un soldado confederado que había caído muerto mientras subía una colina fue fotografiado por Gardner. Una de estas imágenes fue llamada “El último sueño de un francotirador (A Sharpshooter’s Last Sleep), insinuando que se trataba de un soldado federal.
Al parecer, la ubicación del cadáver impedía realizar un buen trabajo, por lo que el equipo consideró las posibilidades fotográficas y discursivas que ofrecería el cadáver de un tirador a menos de cuarenta metros de distancia de una trinchera de francotiradores confederados llamada “Guarida del diablo.
Gardner ordenó que transportaran el cadáver hasta la trinchera, le colocaran el rifle y voltearan la cabeza del cadáver hacia la cámara. Esta fotografía, tomada por Timothy O’Sullivan, apareció en 1886 en A Photographic Sketch Book of the War (Un bosquejo fotográfico de la Guerra), bajo el título “El hogar de un tirador rebelde (Home of a Rebel Sharpshooter), colocándola justo después de “El último sueño de un francotirador.
La idea era simple, simular la confrontación entre ambos ejércitos basándose en la falacia de que se trataba de dos hombres diferentes. Un mismo cuerpo para dos realidades distintas.


La cosecha de la muerte (Batalla de Gettysburg, 1863)
Alexander Gardner,  "El último sueño de un francotirador"

O´Sullivan, "El hogar de un tirador rebelde"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada